Piden aprobación del decreto departamental de bolsas de nylon para asegurar fiscalización

El subdirector de Administración de la ISJ, Pablo Pucheu, defendió en la Junta la aprobación del decreto que prohíbe la entrega de bolsas de nylon, más allá de que tiene la misma finalidad que la ley sancionada recientemente. .

Pucheu concurrió anoche a la Comisión de Higiene, Salud y Medio Ambiente de la Junta, donde se analiza el proyecto de decreto que prohíbe la entrega de bolsas de nylon a los clientes y usuarios de los comercios, a partir del 1º de enero de 2019.

En la comisión surgieron dudas sobre la necesidad de un decreto departamental considerando que la ley aprobada recientemente en el Parlamento limita las bolsas que no sean compostables o biodegradables. La norma impide la fabricación, importación, distribución, venta y entrega de las bolsas contaminantes. La iniciativa otorga un año para la puesta en marcha de las exigencias y faculta al Poder Ejecutivo a cobrar las unidades autorizadas por la ley.

Pucheu reconoció que ambas normas tienen la misma finalidad y van “en el mismo sentido”, pero transmitió que “es conveniente” sancionar el decreto y que no son “excluyentes”. Destacó que establece la potestad de fiscalización del Gobierno Departamental, lo que “asegura un mayor cumplimiento de la ley” y permitirá “redoblar” el control en los comercios. Agregó que sería “beneficioso” porque habilitará campañas de sensibilización para enfrentar la resistencia inicial que puede generar la prohibición.