Planteo sobre carrera de galgos derivó en cruce de ediles blancos

Una moción de Gervasio Cedréz (Partido Nacional) sobre el decreto que prohíbe las carreras de perros generó diferencias en la interna blanca. El edil pidió en la última sesión de la Junta que se revise la normativa del año 2018. Durante su exposición, el dirigente señaló que es “la única que está limitada” y reivindicó al galgo como “un animal que evolucionó para correr y que corre por instinto”. Para reivindicar la necesidad de revisar el decreto, Cedréz apuntó a las actividades ecuestres y formuló diversas denuncias. “El caballo es inducido, para eso necesita un jinete, como en las domas. Es llevado a un palenque forzado, se ata, se le pone un bozal y se le sube un jinete a la fuerza”, señaló.

O somos equitativos y prohibimos animaladas como los raid hípicos o regulamos”, reclamó en alusión a las carreras de galgos. “Si prohibimos las carreras de galgos con mucho más razón debemos prohibir los raid hípicos donde mueren y matan por quebraduras a cientos de caballos al año”, afirmó.

La intervención de Cedréz generó la reacción de varios ediles nacionalistas. Gonzalo Simone dijo estar de acuerdo con la regulación de las carreras de galgos, pero lamentó que el edil mocionante basara su planteo “en acusar a los demás en una serie de desinformaciones y que está muy lejos de la realidad”.

También Mario Guerra criticó a Cedréz. Dijo estar dispuesto a apoyar el planteo sobre las carreras de galgos, pero cuestionó los comentarios sobre la actividad hípica. “Le voy a acompañar la moción si retira los disparates que dijo con respecto a las carreras”, señaló.

Más información en nuestra edición papel.