Presidente de la Liga de Ecilda acusó a Paysandú por “actitud patoteril” e irregularidades

El presidente de la Liga de Ecilda Paullier, Daniel Blanco, opinó que “parece mentira que en pleno siglo 21 y cuando lo que está en juego es el titulo de la Copa Nacional de Selecciones se atraviesen situaciones antideportivas, donde lo que se busca es sacar ventaja desde lo antideportivo, patoteril y ausencia de valores y principios desde una dirigencia exenta de buen relacionamiento, que buscó en su guardia de seguridad privada y funcionarios municipales complicidad y servilismo para actuar en forma prepotente y fuera de lugar”.

La aventura para la selección de Ecilda se inició ni bien llegaron al estadio sanducero, según expresa el dirigente en la página de Facebook de la Liga de Ecilda: “Vestuario sucio, piso mojado, inodoros, cisternas fuera de servicio y de postre ni un candado para poder cerrar la puerta de dicho lugar, además habría que sumar la falta de agua caliente. De lo que presumimos una intencionalidad manifiesta de parte de la dirigencia local, ya que de no ser así, lo menos que se podría haber hecho es avisar antes para tomar las precauciones que se estimaran, a los efectos de que nuestros jugadores no afrontaran los mas de 300 kilómetros sin haber podido tomar su ducha en forma normal”.

Blanco agregó que además “a nuestra parcialidad se la ubica en la llamada tribuna norte, dónde la limpieza brilla por su ausencia, baños sin luz, sin agua y lo mas parecido a una letrina… impresentable por dónde se lo mire”; responsabilizando de estas situaciones irregulares al presidente de la liga sanducera, Nelson Manzur: “La respuesta del señor Manzor a todo esto era que la responsabilidad fue de las autoridades de la Intendencia Municipal de Paysandú, pero lo que olvida pesar de que él lo sabe, es que quien organiza el espectáculo no es la intendencia, sino la Liga de Fútbol de Paysandú”.

Un Blanco molesto e indignado también reveló que “las actitudes patoteriles e insultos fueron el común denominador, esto mismo sucedió el pasado día sábado cuando aparecen en escena en una tribuna inhabilitada ubicada detrás de los bancos de suplentes el señor Manzor y cuatro patoteros baratos, que comenzaron a provocar, insultar y agredir a la terna arbitral y a todo el banco de suplentes y por supuesto a los jugadores cuando se retiraban de la cancha, a los que además se les tiró pedregullo y siguió insultando buscando permanentemente su reacción”.

Hablando sobre el encuentro revancha, el directivo aseguró que “se actuará en forma ajustada a derecho y se tratará a la delegación de Paysandú como a todas las que han pisado suelo maragato (habrá agua caliente, tendrán su lugar para calentar, no habrá patoteros baratos, se ubicará a su parcialidad en lugar seguro, cómodo y con los mínimos servicios) y sobretodo quedará claro que en todo el departamento de San José, lo que prevalecen son los valores deportivos dentro de la cancha en los 90 minutos y no el despotismo, prepotencia e inaccion dirigencial”.