Almada: “la gestión de la Intendencia es deficitaria, el departamento está muy mal”

El candidato a la Intendencia Washington Almada (Partido Colorado) aseguró que la actual administración ha sido deficitaria no sólo en los números sino que también en la gestión. “El departamento está muy mal; las calles y la caminería rural están muy mal”, señaló.

En entrevista con Primera Hora, el dirigente aseguró que en San José “las propuestas progresistas” están en el Movimiento Batllista de la Economía Social.

-¿Cómo afectó la emergencia sanitaria a su campaña?

-Nos ha favorecida porque nos dio mucho más tiempo, sobre todo porque no tenemos estructuras grandes. Nuestro movimiento tiene un año y con una propuesta muy autónoma y propia. La pandemia no nos alejó del contacto con la gente, con los cuidados necesarios.

La postergación nos permitió candidatear en Libertad a dos dirigentes como Marys Rodríguez, comerciante promotora de la peatonalización el día previo al Día del Niño, y de un productor rural como Fernando Pérez de Colonia Italia, a quien acompañamos en una entrevista con el presidente de Mevir para hacer llegar una propuesta de trabajadores rurales sobre la necesidad de vivienda.

-Usted ha insistido mucho con el tema vivienda. ¿Hasta dónde puede llegar la Intendencia?

-La Intendencia puede llegar hasta donde la Intendencia quiera. Depende de la voluntad política. Pasa a ser un tema fundamental, luego de una reestructura que pensamos hacer en la primera línea de la ISJ que nos asegure un gestión cristalina y transparente.

-¿De dónde saldrán los recursos?

-Voy a transpolar mi experiencia de haber administrado una institución (Anda) potencialmente mucho más grande que una Intendencia con 1.300 funcionarios, presencia nacional y muchos controles. En el presupuesto tiene que existir una planificación estratégica para las prioridades. La vivienda es una necesidad y un derecho humano y la Intendencia no puede estar ajena. Lo tenemos muy claro. Aquí en San José, el discurso y las propuestas progresistas están en el Movimiento Batllista de la Economía Social. Vamos a reunir a todo el espectro político que tenga participación en la Junta para estudiar en conjunto un plan de viviendas que exceda el período de gobierno. (…) La Intendencia tiene una cantidad de potestades; puede expropiar terrenos. Ningún dirigente y menos la Intendencia puede estar ajeno a esa realidad.

Ocuparse de la gente relegada”

Almada planteó preocupación por “los sectores más vulnerables” y remarcó que en ese sentido su movimiento es “progresista” y “único”. Señaló que las cooperativas de ayuda mutua son un muy buen mecanismo (para el acceso a la vivienda), “pero nadie se acuerda de los sectores inundables que no tienen la posibilidad de incorporarse a una cooperativa porque no pueden cumplir las exigencias”, señaló.

Esa gente ha quedado absolutamente relegada desde el punto de vista social y de asistencia y hay que ocuparse ”, culminó.

 

-Usted hablaba de una reestructura. ¿Por dónde pasa?

-La reestructura pasa por que el contribuyente tenga una idea cabal de en qué está la Intendencia. Apuntamos a la gestión eficiente. No tenemos compromisos con nadie. Los directores, que son los ejecutores de las políticas del movimiento, deben ser técnicos con conocimiento o personas idóneas con probada capacidad para desarrollar esa actividad a satisfacción. Además, para que sea un gobierno eficaz y transparente vamos a crear una Unidad de Auditoría Interna de Gestión que ayude a un proceso continuo de mejora.

Habrá una planificación estratégica anual. Cada director deberá tener claro cuáles son sus tareas en función de las partidas que se destinen. Al año deberá rendir cuentas a través de un informe de lo que se hizo y lo que no se hizo.

-¿Las direcciones van a ser ocupadas por técnicos básicamente?

-Y recursos idóneos con conocimiento probados de la tarea, pero no estamos descartando a nadie de los que hoy están en la órbita de la Intendencia. Queremos analizar y ver quiénes están. Al no tener compromisos políticos, vamos a elegir al mejor para cumplir esa función.

-¿Cuál es su idea sobre una eventual reforma del gabinete?

-Cargos de confianza va a haber, pero yo siempre he dicho que no aventuro ningún tipo de modificación de las direcciones. Quiero estar en la propia Intendencia para tomar las medidas pertinentes con un diagnóstico muy claro. Apuntamos a la eficiencia en la gestión de cada dirección.

-Usted está al tanto del resultado de la última Rendición. ¿Cuál es su interpretación de los números?

-Las Rendiciones de Cuentas son objetivas y allí hay un resultado negativo, deficitario. Es verdad que está el fideicomiso (de Ciudad del Plata) que se puso como un gasto a futuro y puede desde el punto de vista contable modificar los resultados, pero lo que allí está claramente es un resultado negativo admitido por el actual intendente, por la secretaria general y candidata del Partido Nacional. Hay que conocer en profundidad cómo se elaboró esa rendición. Lo que es real es que hay un resultado deficitario y la gestión es deficitaria que es lo que más le importa al contribuyente.

-¿Por qué la gestión es deficitaria?

-El departamento está muy mal; las calles y la caminería rural están muy mal, la maquinaria está mal y no trabaja todo el tiempo que debiera. No hay controles. Eso hace a una mala gestión. Desde el punto de vista de la salubridad deja muchísimo que desear. Estuve recorriendo calles Vidal, Canelones y los basurales son una decoración reiterada donde están los niños. Hay una falta del Estado (…). estuve en el barrio Cololó y no hay un trabajo de la Intendencia en el drenaje de las zanjas. Hay una ausencia total de las obligaciones de la Intendencia.