Productores ya empiezan a sentir impacto de las heladas en el campo

Los efectos de las bajas temperaturas ya se están observando en el campo maragato con el consiguiente impacto que ello tiene en la producción agropecuaria que ya viene sufriendo los primeros “síntomas” de este fenómeno.

En diálogo con Primera Hora, el Ing.Agr. Esteban Arostegui reconoció que ya se están observando las primeras heladas luego de un período de buenos rendimientos debido a que la conjunción de precipitaciones y días soleados permitió que se de una disponibilidad de forraje mayor a la de años anteriores en esta misma época del año.

Si bien todavía no se ha dado una sucesión de heladas grandes tan seguidas como para que ya afecte en gran medida, ya se está viendo algún impacto leve en la producción de forraje; igual -viendo los anuncios meteorológicos- se espera que los efectos sean cada vez más fuertes de acá en adelante. Este es un momento del año donde las vacas precisan más energía para mantener su temperatura corporal, si llegado el caso no vienen en su mejor estado verán mermada su producción”; explicó.

Asimismo, Arostegui también estima que la continuación de heladas también impactará a nivel de la agricultura. “Productores que hayan sembrado temprano trigos y cebadas, en donde ya la condición de las plantas supere los 10 o 15 centímetros, no se verán tan afectados; pero aquellos cultivos que están empezando a nacer si caen heladas muy fuertes se podrán ver afectados por la quema de la punta de hoja; que es algo que repercute en el crecimiento inicial de las plantas”; agregó.

MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO

La llegada de las heladas también ha llevado a los productores y trabajadores rurales a extremar las medidas buscando preservar su salud. Arostegui reconoció que ese aspecto también viene preocupando a los mismos, los que han venido adoptando diversas acciones en ese sentido.

Como lo más complicado es llevar las vacas al tambo con la helada, por supuesto que ya se trabaja con más abrigo; además muchos productores atrasan o adelantan el comienzo del ordeñe dependiendo de las condiciones climáticas; como para que nos los agarre tanto a la intemperie las horas de más frío. Eso repercute en que pueda haber menos producción pero mejora las condiciones de trabajo. Además, hay los que ya disponen de agua caliente para el aseo de los trabajadores, otros hasta se animaron a bajar alguna estufa; casi todos están tomando medidas ante una época del año que se sabe que es muy dura”; indicó el profesional que asesora diversos grupos de productores del departamento.

Cabe señalar que, dependiendo del tamaño del tambo, habitualmente el ordeñe comienza sobre 5:30 o 6 de la mañana y por la tarde a las 17 horas.

(Foto: Pilar Camy)