A San José le metieron la mano, pero con un gigante Silva logró el título

El primer tiempo se fue sin pena ni gloria. Canelones apostó por un
cambio de estrategia, colocó tres hombres en el fondo, cinco en el medio
con Michel Fumero en el armado y la presencia de Irazoqui y Camejo en
ofensiva. Pero le costó una enormidad generar fútbol y llegó a tres cuartos
de cancha donde se diluyó. San José se paró firme en el fondo y cuando
pudo logró lastimar a una pobre defensa azulgrana. Alguna llegada de
Guardado por izquierda provocó llegadas para los maragatos, fueron
aproximaciones pero sin mayor peligro. Canelones avisó a los 18 minutos
con un buen remate de Joaquín Irazoqui que contuvo Silva, pero San José
seguía jugando mejor. Fue más claro en la intención de llegar al arco de
enfrente. Un remate de Eduardo Hernández sesgado pudo ser la apertura,
pero Tourn respondió con los puños. Poco y nada en la primera parte, San
José hacía negocio y nunca la pasó mal. El segundo tiempo fue intenso, y
la selección se encontró con un golazo de Matías Nantes, después de un
pase largo. Iban 15 minutos y para Canelones parecía que el trámite era
inalcanzable. La salida de Acosta – que nadie entendió – más la falta de
tenencia de pelota y la enorme figura de Gastón Ferrero, comenzaron a
inclinar la cancha a favor de la azulgrana. Núñez por derecha comenzó a
lastimar a San José y cayó el empate, pero por la banda izquierda con un
centro al área y un toque sutil de Joaquín Irazoqui a los 22´. San José sintió
el impacto y nunca se sobrepuso, y Canelones marcó la diferencia en una
jugada por derecha de Núñez, Silva salió demasiado lejos, la pelota se
metía pero Irazoqui con la mano y en forma totalmente irregular marcó el
2 a 1. Para colmo de males Sacco fue expulsado porque tuvo que bajar a
Serafico que se iba derecho al gol.

Alargue y penales
Juan Manuel Gómez a los cuatro minutos se perdió un gol increíble, zafó
de la marca de dos defensores y con el arquero vencido, la tiró afuera. Fue
de ida y vuelta y los locales con un hombre de más se sintieron más
cómodos con el trámite. Matías Nantes que había recibido una tonta
amarilla por sacarse la camiseta en el gol, en una falta en la salida de
Canelones se fue a las duchas. En el amanecer del segundo chico Ferrero
probó de media distancia, pero el disparo se perdió por encima del
travesaño. A pesar de los dos hombres de más, Canelones no fue capaz de
quebrar a San José y el campeonato se definió por penales. San José
comenzó rematando por parte de Daniel Martínez pero Tourn en gran
atajada sacó el fuerte remate, el primero de la azulgrana fue de Facundo
Camejo que picó el penal y anotó. Hernández tiró para la Blanca y
convirtió con fuerte remate a la izquierda, le siguió el turno Ferrero que
con sutil remate puso el 2 a 1. Llegó el turno de Bombi que levantó el
remate, mientras que para los canarios remató Raymundo y convirtió para
Canelones. El cuarto maragato fue de Juan Manuel Gómez que prefirió
arriba y colocar el 2 a 3, Junior Vidal fue el encargado del cuarto de
Canelones le dio fuerte y el disparo dio en el travesaño. San José estaba
con vida. Suffo remató el quinto cruzó el disparo, y Canelones en el último
penal de Joaquín Irazoqui fallo, atajando Silva contra el palo derecho. Vino
el uno a uno, el primero fue Rebollo que le dio fuerte y puso a la Blanca
arriba, Quatrini fue por el empate y lo consiguió. Díaz fue el elegido para
San José y remató notablemente, Diego Rodríguez fue Canelones y
fulminó a Silva. Cancela fue por el nuevo penal y falló tirándola por encima
del travesaño, Canelones con remate de Tourn pero volvió a atajar Silva. El
arquero pidió la volada y anotó pese a rebotar en su colega, Ghan fue por
la igualdad y dio su remate en el travesaño. San José en infartante
definición se quedó con el título del Sur.