Se lavó el Mate: se suspendió la 14ª edición y aún no hay reprogramación

Desde hace unos cuantos días, los pronósticos de lluvia para el fin de semana venían inquietando tanto a la organización como al público que suele concurrir al festival. Finalmente los datos aportados -especialmente- por el INUMET fueron determinantes para que -en la pasada jornada- se resolviera suspender la 14ª edición anunciada entre mañana y el domingo.

El martes había comenzado a disponerse el escenario “Wenceslao Varela”. La infraestructura en la Criolla “Capitán Manuel Artigas” había empezado a montarse (desde los stands a las aparcerías) pese a que aún la posibilidad de suspensión seguía latente.

Además de los pronósticos de lluvia que daban tanto empresas públicas como privadas, el deterioro del predio por la seguidilla de días lluviosos también era algo que inquietaba al público en general.

Desde principios de semana la realización de la 14ª “Fiesta Nacional del Mate” y 23ª edición del “Día del Gaucho” eran inciertas. Entre los organizadores había cautela y se había optado por esperar para tomar la decisión final. Con cierta lógica cabía suponer que entre ayer y hoy -disponiendo de los pronósticos actualizados y dotados de más precisión dada la proximidad de la fecha- se iba a resolver si se proseguía con el plan tal y como estaba estipulado o había cancelación.

En la pasada jornada un informe solicitado expresamente al INUMET (Instituto Uruguayo de Meteorología), terminó convenciendo a la Comisión Organizadora de que la medida más conveniente era suspender los eventos programados entre mañana y el domingo. Los datos proporcionados y corroborados por predictores privados anuncian que “habrá lluvias abundantes durante esos días”.

¿SE REPROGRAMA?

Anexa a esta información es la incertidumbre en cuanto a si la “Fiesta Nacional del Mate” puede reprogramarse. El principal impedimento para correrla para las próximas semanas es que muchos de los artistas tienen sus agendas comprometidas para los meses venideros de modo que hacerlos coincidir en una misma grilla en otra fecha parece algo sumamente complicado.

De todas formas, las gestiones y contactos que se efectúen por estas horas serán los que avalen o descarten esa alternativa de mudar los espectáculos para otro momento de febrero, marzo o abril. Otra opción que se baraja es que los números artísticos contratados vengan a San José por separado redistribuyéndose a lo largo del año.