Takata y Lifan lideraron las exportaciones automotrices de 2017

Las industrias Takata y Lifan, ambas instaladas en San José, encabezaron el ranking de exportaciones del sector automotriz en 2017. Según un informe del Instituto Uruguay XXI, el pasado año las ventas al exterior de vehículos y autopartes sumaron US$ 112,3 millones, lo que significa un aumento del 75% con respecto a las exportaciones del sector en 2016 (US$ 64 millones). En ese orden, la autopartista Takata -instalada en el kmt.46 de Ruta 1- lideró las ventas del sector con un monto de US$ 34,2 millones, seguido por la automotriz Lifan -del kmt. 38.500 de Ruta 1- con US$ 30,8 millones.

De acuerdo a Uruguay XXI, el crecimiento de la exportaciones del sector se debe en gran medida a que Brasil -el principal mercado del sector- retomó los niveles de demanda de años anteriores; promoviendo además el armado local de vehículos y la colocación de autopartes.

Las perspectivas para este nuevo año en las dos fábricas instaladas en San José son alentadoras. En el caso de Takata, en la que trabajan unos 620 operarios, la venta de la multinacional tras el escándalo de los airbags defectuoso no ha afectado al emprendimiento. Según se informó a Primera Hora desde su  sindicato, se viene trabajando “a plantilla llena” y está proyectado el armado de dos nuevas líneas de producción.

En tanto que la situación de Lifan –con cerca de 150 trabajadores- también apunta a crecer luego de haber retomado su labor tras casi un año y medio después de su cierre temporal debido a la crisis económica que afectó a Brasil. En 2017 la firma logró colocar 2150 vehículos en dicho mercado y para este año tiene previsto aumentar la producción a entre 3500 y 4000 para lo que prevé sumar dos nuevos modelos; a lo que se agrega su intención de comenzar a producir vehículos eléctricos.