Tamberos comenzaron ronda de contactos políticos para sensibilizar sobre su situación

Las gremiales lecheras comenzaron una ronda de contactos políticos buscando sensibilizar sobre la situación que atraviesa el sector con una deuda de más de US$ 300 millones. Ante ello, los tamberos apuntan a un crédito a largo plazo que pueda ser repagado mediante una devolución de impuestos a las exportaciones.

La agenda de contactos comenzó la pasada semana con un encuentro con el senador -y ex-presidente-José Mujica en su chacra de Montevideo y con el directorio del BROU, a la vez que también se gestionarán instancias similares con los ministros Danilo Astori de Economía y Tabaré Aguerre de Ganadería, Agricultura y Pesca; así como también con representantes de los partidos Colorado y Nacional.

“Nosotros estamos sensibilizando a todo el sector político, tanto al Gobierno como a la oposición, para que todos juntos podamos encontrar alguna salida a la situación que hoy estamos viviendo. Sostenemos que el sector necesita una inyección de capital rápida para cubrir el déficit pasado y el gasto que se está haciendo ahora con la reserva de granos; que por suerte es muy buena pero lleva mucho dinero”; explicó a Primera Hora el presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL) y directivo de la Asociación de Productores de Leche de San José (APL) Fernando Valverde.

PRODUCTORES “MUY GOLPEADOS”

El productor maragato -que integró la delegación que se reunió con Mujica- advirtió que los tamberos están “muy golpeados” y necesitan una solución financiera de largo plazo.

“Pensamos en algún sistema por el cual se devuelva el dinero mediante la devolución de impuestos cuando la situación de las exportaciones mejore un poco, cosa que ya se está viendo. Pretender otro crédito a pagar a dos o tres años es inviable, porque es una herramienta que está muy topeada, nosotros necesitamos de algún tipo de financiamiento a largo plazo, porque sabemos que se repaga cuando las exportaciones retomen sus valores de confort. Se mueve mucho dinero al cabo del año y para los millones de dólares que se exportan una devolución a pagar en cinco o diez años no sería mucho y nos daría una gran ayuda”; explicó.