Tambos invertirán US$ 300 mil en generación eléctrica con residuos orgánicos

Dos establecimientos maragatos fueron seleccionados para desarrollar proyectos de valorización de residuos orgánicos. Dichas iniciativas se enmarca dentro del Proyecto Biovalor y tendrán una inversión de US$ 300.000.

Biovalor es un proyecto impulsado por el MIEM, MVOTMA y MGAP, con la co-financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Su principal objetivo es la transformación de residuos generados a partir de actividades agroindustriales y de pequeños centros poblados en energía y/o subproductos con el fin de desarrollar un modelo sostenible de bajas emisiones que contribuya a la reducción de Gases de Efecto Invernadero.

En ese sentido, el proyecto seleccionó 11 propuestas piloto de emprendimientos agropecuarios que desarrollarán experiencias de valorización de residuos orgánicos. Para ello, los beneficiarios invertirán US$ 1,8 millones, con una contraparte estatal de US$ 1 millón.

Dos de las propuestas seleccionadas se implementarán en San José. Una esta referida a un tambo de 500 vacas de la zona de Rincón de Albano, que producirá biogás para generación eléctrica con el estiércol proveniente de la sala de ordeñe. La tecnología instalada para este emprendimiento será importada, seleccionándose para el mismo un sistema de laguna cerrada. La inversión total prevista para esta impronta es del orden de los US$ 190.000; siendo el 50% financiado por el proyecto. Una vez puesta en marcha la iniciativa, se estima que generará aproximadamente 140 KW diarios de energía.

La restante propuesta corresponde a un tambo de 250 vacas en Kiyú que también producirá biogás para generación eléctrica con el estiércol proveniente de su sala de ordeñe, pero en este caso se apunta a promover tecnología y proveedores nacionales que puedan brindar servicios a futuro. Dicha iniciativa prevé una inversión de US$ 110.000, siendo el 60% financiado por el proyecto; y una vez activo la energía generada será de aproximadamente 80 KW por dia.

EXPERIMENTAR Y PROMOVER

Según informó a Primera Hora la coordinadora de Biovalor, María José González, ambos proyectos se encuentran en la fase de desarrollo y se espera que comiencen a operar durante el segundo semestre de este año; para ya en 2018 tener las primeras informaciones generadas.

“Se apunta a experimentar en la valorización de residuos y obtener lecciones aprendidas, para, a partir de allí, planificar qué acciones se deben desarrollar con el fin de seguir promoviendo esa política para que sea replicable en el resto del país”; explicó.