Primera Hora

¿Te gusta la sopa? Dos tasas…

En el mes de abril de 2016, previo a la consideración del Presupuesto Quinquenal de la Intendencia de San José, la Junta Departamental votó la creación de la Tasa de Alumbrado Público y la Tasa de Salubridad. A su vez derogó la tasa existente que tenía por cometido cobrar el servicio de alumbrado público y salubridad en conjunto.
En esta oportunidad, desde la bancada de Ediles del Frente Amplio, alertamos que lo que estaba proponiendo el Ejecutivo Departamental era un tarifazo, un verdadero ajuste de las tasas que iba a incrementar la recaudación de la Intendencia en forma significativa y que afectaría al contribuyente.
Hace aproximadamente un año, concretamente el 4 de abril de 2016, en la sesión de la Junta Departamental advertimos lo que está sucediendo ahora. Allí dijimos que la gente iba a pagar más y por lo tanto nos opusimos a la propuesta del Partido Nacional. “No hemos acompañado el informe porque en él se establece algo con lo que nosotros no estamos de acuerdo y que en la discusión particular vamos a estar remarcando, que tiene que ver con los valores de las tasas. Valores que para nosotros son excesivos, más allá de que se argumente que en lo que es alumbrado público la Intendencia cuenta con un déficit importante en cuanto a cubrir ese servicio.” i
En ese momento, también advertimos que en el Presupuesto Quinquenal de la Intendencia de San José, en la proyección de recaudación para 2016 de la Tasa de alumbrado público y salubridad vigente hasta diciembre de ese año, era de $71.957.885, y previendo ya la separación de esta tasa se proyectaba para alumbrado público $93.229.608 para los años 2017, 2018, 2019 y 2020 y para salubridad de $55.686.693 para los años 2017, 2018, 2019 y 2020. Si sumamos lo que se proyecta recaudar por ambas tasas ($148.916.301) y lo comparamos con lo que venía recaudando la Intendencia hasta el 2016, observamos que la proyección se incrementa en $77.000.000 aprox. por año.
Este aumento de la recaudación tiene sólo una explicación: un importante incremento de los valores de las tasas.
Con el pago de la primera cuota de la contribución inmobiliaria, los vecinos están planteando que ha incrementado lo que tienen que pagar a la Intendencia, aún sin contar con la tasa de alumbrado que se paga mensualmente en el recibo de UTE. Esta situación, la bancada del Frente Amplio la había advertido, porque entendíamos que eso iba a significar un aumento muy importante de los dineros que deben disponer los contribuyentes para pagar los servicios municipales.
El Ejecutivo Departamental y los Ediles del Partido Nacional han defendido el incremento de las tasas, pero no han explicado con claridad el impacto económico que tiene en el contribuyente esta medida. Más aún, en algún momento intentaron hacer creer a los vecinos que el verdadero tarifazo lo daba el Gobierno Nacional que reajustó las tarifas de los servicios públicos por debajo del IPC, mientras que en San José el incremento promedio de fue del 17% sin contar la tasa de alumbrado, lo que haría que en algunas situaciones el incremento llegue a ser de hasta un 50%.
Los números muestran con claridad que los vecinos de San José tienen que disponer de mayor cantidad de dinero para hacer frente a las obligaciones municipales y que la Intendencia va a recaudar significativamente más.
La bancada de Ediles del Frente Amplio advirtió y denunció esta situación, ahora tiene la responsabilidad de controlar que el servicio que pagan los ciudadanos sea de calidad y mejore las condiciones de vida de habitantes de todo el departamento. Por esta razón, es que está recorriendo cada una de las localidades de San José, reuniéndose con vecinos que han denunciado pagar alumbrado público y que no disponen de ese servicio.

(*) El autor es edil Departamental del Frente Amplio y licenciado en Ciencia Política – UDELAR