“Todavía no caigo”: Atilio Gutiérrez expone por primera vez en Europa

“Mi estilo ha ido mutando un poco. Actualmente está siendo figurativo – impresionista. Las personas que pinto no se distinguen bien pero se sugiere su presencia”, explica Atilio Gutiérrez sobre el viraje que adoptó su lenguaje pictórico. Son -precisamente- dos de esas obras con personajes y acciones “más sugeridas que definidas” las que desde mañana se exponen en Nuremberg, Alemania.

Si bien dicen que “hay que ver para creer”, Atilio Gutiérrez (1961) aún se sigue resistiendo a creerlo. El artista plástico de San José participará -desde mañana- de la primera muestra internacional. Una oportunidad que vivirá a la distancia: “todavía no caigo si bien ya vi imágenes de la galería donde vamos a exponer, de los folletos y de algunas notas en diarios brasileños es como que soy yo pero no soy yo. Veo mi nombre y las fotos de mis obras pero no me lo creo del todo. Es más, tampoco siento nervios porque –por la distancia que nos separa- tampoco encuentro cómo ponerme nervioso. A lo mejor es porque soy un inconsciente (risas)”, dice -sin poder librarse de la incredulidad- a poco de que se abra semejante puerta para la difusión de su obra.

Semanas atrás dos de sus creaciones viajaron para ser exhibidas -del 7 al 14 de abril- en la “We Live Art Expo” de Alemania. Éstas podrán verse en el Museo “Nuremberg” junto a las de una veintena de colegas americanos seleccionados por una curaduría brasileña.

LA NUREMBERG CULTURAL 

Además de estar asociada a los juicios realizados a los nazis -al final de la Segunda Guerra Mundial- o a la impresionante muralla medieval de su casco histórico (de más de 5 kilómetros), que fuera construida en 1325, el destino de las creaciones de Gutiérrez sobresale por la enorme oferta cultural desplegada durante todo el año a través de los diversos centros culturales comunales distribuidos por todo el área de la ciudad más sus numerosos museos que se pueden recorrer: “en la zona donde va a estar la muestra hay siete museos y una gran feria que funciona también en la noche. Por compararlo con algo cercano vendría a ser como la Ciudad Vieja de Montevideo. Es un sitio lleno de edificaciones antiguas y calles de piedra. Allí está todo muy preparado para lo turístico y lo cultural. Es un lindo lugar como para haberlo conocido.”

Para que su pulso pictórico llegara a suelo bávaro encaró -a fines del año pasado- una campaña para recaudar fondos, abriendo una cuenta en una red de locales de cobranza y sorteando un cuadro. La colaboración de la población y la Intendencia hicieron posible reunir el dinero necesario para concretar el envío de sus realizaciones: “fue invalorable el apoyo de la gente”, rememora a pocas horas de este momento “bisagra” en su vida de pintor.

Si bien no pudo estar presente (eso habría exigido conseguir una suma de dinero mucho más elevada) su esencia artística sí estará allí para captar la mirada y sensibilidad de los ojos europeos que concurran a la cita.