Usuarios del Refugio evalúan juntar firmas contra posible cierre del servicio

Durante las últimas semanas se han manejado diferentes informaciones referentes al Refugio del Mides en calles Colón y Batlle Berres. Una de las que más controversia generó fue la posibilidad de que el mismo cierre sus puertas entre los meses de febrero y marzo del próximo año; lo que despertó la reacción de sus usuarios.

Dos de los usuarios del Refugio, Pedro Conti y José Garay, se comunicaron con Primera Hora para expresar la creciente preocupación que se ha ido generando ante la eventualidad de no contar con este servicio desde los primeros meses del año que viene. Uno de los temas que ambos comentaron, es que manejan la idea de comenzar próximamente una campaña de recolección de firmas con el objetivo de impedir que el Refugio se vaya hacia otro departamento.

Conti, de 76 años, es oriundo de Raigón y lleva unos seis meses en el Refugio, dijo que “no se puede dejar gente en la calle” y haciendo referencia a cuando se podría cerrar el servicio comentó que “no tenemos una idea exacta pero pensamos que va a cerrar en febrero”.Por su parte, Garay, de 55 años y con tres meses en el Refugio, aseguró que la convivencia en éste “es buena, el tema es que han hecho un mundo con eso de que hay gente que viene y que va, y que con ellos pasan cosas, pero hay gente que de verdad precisa de esto”.

Garay valoró varios aspectos del Refugio como servicio tanto para él como para el  resto de las personas que suelen pernoctar allí. Remarcó que “hay un equipo técnico que siempre nos ayuda. Son buena gente. Cuando precisás un medicamento te lo dan, cuando estás enfermo llaman a alguien, y si precisas hacer algún trámite te acompañan. Yo eso lo veo perfecto” puntualizó.

El Refugio cuenta con cupo para unas 30 personas, extensible a 33 durante el invierno.