Vecinos de Arazatí confirman demanda contra Voulminot y organismos estatales

Los vecinos de Arazatí confirmaron que iniciarán una demanda para garantizar el acceso a la playa, tras fracasar la audiencia de conciliación. En tanto, Alberto Voulminot rechazó los argumentos del grupo y descartó un eventual cierre al público de la bajada ubicada en su propiedad.

La audiencia de conciliación realizada ayer en el Juzgado de Paz por el acceso a la playa Arazatrí culminó sin acuerdo, por lo que quedó habilitada la vía judicial para que los vecinos inicien un juicio en procura de “certezas jurídicas” sobre el camino y los límites de los predios de Alberto Voulminot. La instancia realizada en la sede de Treinta y Tres y Larrañaga duró una hora y media y fue dirigida por el juez Gaspar Ardao.

En la audiencia de ayer se trabajó en base a dos planos; uno de 1957 y otro de 2012. Los vecinos entienden que en el primero figura el camino vecinal hasta los médanos del arroyo Sauce, pero en el segundo se convierte un kilómetro del mismo en una servidumbre de paso.

Otro argumento que maneja el grupo de vecinos es que la ley fija una distancia de 150 metros para dominio público desde la ribera hacia la costa. Este argumento fue rechazado por Voulminot en el marco del juicio de desalojo contra el pescador Ruben Sánchez, cuyo caso llegó a la Suprema Corte de Justicia.

La defensa de Voulminot remarcó en la audiencia que la playa está abierta al público y aseguró que es “absolutamente falso que no exista otra posibilidad de acceso, ya que hay dos bajadas más”. Afirmó que cuenta con pericias que confirman que el tramo en cuestión es servidumbre de paso y no un camino vecinal. Descartó que exista una intención de “cerrar” el lugar y recordó que se trabaja en un proyecto de desarrollo para la zona.

DEMANDA

Agotada la instancia de conciliación, los vecinos confirmaron que seguirán adelante por la vía judicial a través de una acción declarativa amparada en el Código General del Proceso y en la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible que da la posibilidad de “demandar” la observancia de la legislación vigente. El juicio se sustanciará en la Justicia Letrada y la demanda se presentará en un mes. El objetivo es “liberar sin restricciones el acceso a la playa para que no quede a criterio del privado”, explicó a Primera Hora el Dr. Franklin Fuentes, abogado de los vecinos.

Los demandados serán Voulminot y el Estado central por sus competencias en el ordenamiento territorial y en la aprobación de los planos que aportan diferentes interpretaciones.