Vergüenzuela

Creo indispensable referirme a la situación de Venezuela y a la posición que nuestro gobierno –rodeado de titubeos y contradicciones marcadas por la fuerza política mayoritaria: el Frente Amplio- viene teniendo en el tema.
Con la intención de siempre, compartir desde este espacio ideas para reflexionar con Uds. amigos lectores, voy a recurrir a algunos pasajes de lo que fue mi intervención hace casi un año y medio en la Junta Departamental de San José, el 30 de noviembre de 2015 (1):
“Estamos conmemorando un nuevo aniversario del Plebiscito del NO, también un nuevo aniversario del discurso de Wilson Ferreira Aldunate cuando fue liberado de una maniobra política de las que hacen las dictaduras. Las dictaduras hacen esas cosas, reprimen, y, como en el caso de Venezuela, que es la situación que estamos analizando ahora, de alguna forma, incitan —por decir lo mínimo— a la violencia; y así es como han sucedido, incluso recientemente, asesinatos de líderes políticos y una prisión política …”
“… porque la Democracia no es tener más votos, eso pasó también en la Alemania nazi. ¿Juntar más votos? Se juntan. Pero cuando no hay garantías, cuando hay persecución, cuando no hay libertad de expresión, que son las cosas que están pasando hoy en Venezuela, no podemos decir que haya Democracia.”
“… lo que nosotros venimos a proponer es simplemente apoyar resoluciones tomadas por organismos como la ONU, la OEA, y de otro tipo de organismos internacionales, de los que nadie puede dudar -y supongo que el Frente Amplio tampoco-, como, por ejemplo, Amnistía Internacional … No son declaraciones del Partido Nacional, del Partido Colorado o de las fuerzas de derecha de algún país. Son palabras expresadas en resoluciones formales de misiones oficiales de la ONU, … enviadas a Venezuela y que constataron cuál era el estado de situación allí. Y señalan, entre otras cosas, la existencia de presos políticos; el caso paradigmático es el de Leopoldo López.”
“ Y vuelvo a repetir lo paradójico de la fecha que estamos viviendo, una fecha que debería ser de fiesta para todos los latinoamericanos, porque acá hay otra cosa que no podemos soslayar: no es casualidad que las dictaduras en Latinoamérica hayan llegado al mismo tiempo. No es casualidad. Cuando se atenta contra la Democracia en Latinoamérica todos tenemos que estar atentos, entre otras cosas, por lo que los propios instrumentos internacionales que conforman los tratados como el MERCOSUR hacen referencia, que es a esa integración que llega al sistema democrático como sistema que unifica la voluntad de todos los pueblos latinoamericanos.”
“Decía que tenemos que recordar un aspecto importante de la Democracia, en cuanto a que la Democracia no es juntar votos para ser el que tenga más. También es respetar a las minorías, es respetar los Derechos Humanos, y es respetar la separación de Poderes y la independencia del Poder Judicial. Poder Judicial que como hemos visto en el caso de Leopoldo López, y está admitido en sendos informes de organismos como la ONU, la OEA y Amnistía Internacional—por mencionar algunos—, no fue respetado. Esos informes son contundentes en cuanto a que no hubo transparencia en ese proceso y, entonces — y con esto termino—, ¡cómo no tratar ese tema en Uruguay! Y en esta fecha, cuando todavía una parte del Frente Amplio —que se ve que tiene mucho poder y que logra dominar a toda la fuerza política y al Gobierno— no quiere tocarlo.”
“Voy a citar una entrevista que se le hizo al General Líber Seregni cuando salió de prisión, muy cortita, es un pasaje muy corto, y con esto termino: «Hemos pasado años luchando contra la arbitrariedad y la usurpación de poderes, nosotros lo que propugnamos es que la Justicia actúe libre e independiente, un Poder Ejecutivo y un gobierno que ampare a esa Justicia para que con todas sus potestades pueda dictaminar y castigar a los culpables; estamos convencidos de que si una sociedad olvida la Justicia, si esconde la cabeza, nunca va afirmarse como tal. Nosotros queremos vivir en Libertad y en Democracia».”
Al ver hoy la actualidad de Venezuela, luego de transcurrido este tiempo desde que se aprobara por parte de la Junta Departamental de San José por votación unánime de los ediles presentes una declaración de denuncia de esta situación y de solidaridad con el pueblo venezolano, luego de ver cómo se han repetido las actitudes groseras y absurdas de Maduro atacando infundadamente a autoridades uruguayas y de organismos internacionales; y lo que es peor, luego de agravada la crisis humanitaria, alimentaria y sanitaria del pueblo venezolano: redoblamos el grito de condena ante la brutal dictadura que avergüenza a nuestra América Latina y (debería también avergonzar) a quiénes son cómplices de la misma.
(1) El texto completo de la discusión y la moción que finalmente resultó aprobada se encuentra en la página web de la Junta Departamental de San José: file:///C:/Users/usuario/Documents/Downloads/ACTA-L48-021.pdf.

 

(El autor es sub director de Cultura de la Intendencia de San José)