Veterinario maragato presentó novel estudio sobre prevalencia de etión en bovinos

El Laboratorio Microsules y el Grupo Marfrig presentaron un estudio de detección de residuos del etión en carne bovina que permitirá regular el uso de este plaguicida sin afectar las exportaciones cárnicas. El novedoso trabajo estuvo a cargo del Med.Vet. Gonzalo Simone, y será insumo además del Codex Alimentarius de la FAO.

El etión es un plaguicida habitualmente utilizado para el combate de la garrapata en bovinos. En 2013, EEUU decidió retirarlo de su lista de productos permitidos, informando a los países que le exportaban carne que desde ese momento la misma debía presentar cero residuo de etión. Sin embargo, el MGAP no comunicó la determinación en tiempo y forma, y en marzo del año pasado cuatro contenedores del Frigorífico PUL fueron devueltos por aquel país tras constatarse que portaban carne vacuna contaminada.

Si bien el hecho no implicó el cierre del mercado estadounidense, debido a la importancia del mismo en este aspecto, el MGAP prohibió temporalmente el uso de este plaguicida, exigiendo -a su vez- a los laboratorios veterinarios un estudio de detección de residuos del etión que determine hasta el momento que muestre cero presencia en el animal.

Dicha tarea fue abordada por el Laboratorio Microsules junto al Grupo Marfrig -propietario del Frigorífico Inaler entre otros- y sus resultados se presentaron formalmente la pasada semana. El trabajo estuvo a cargo del Dr. Gonzalo Simone, médico veterinario -maragato por adopción- que integra el Departamento Técnico de Microsules.

“Hicimos el estudio de depleción de residuos de etión. El trabajo de campo se hizo en un establecimiento de Tacuarembó, en donde se sometió a baños de inmersión con el producto a un grupo de animales, tras lo cual se fueron faenando de a cuatro sucesivamente para ir controlando la presencia de residuos hasta su eliminación total. Esto permite determinar el tiempo de retiro que tienen los residuos de etión de los diversos tejidos; además que de que posibilitará poder manejarnos con este producto sin que afecte la exportación de carnes”; explicó Simone a Primera Hora.

DECISIÓN

Si bien señaló que “a pedido del MGAP” aún no se pueden revelar los resultados del trabajo, el profesional espera que la información aportada ayude a tomar a la cartera una determinación sobre el tema. “La prohibición del etión es hasta abril, pero hoy los productores están en plena época de brotes de la tercera generación de garrapata, por lo que esperamos que el ministro tome la decisión de liberar nuevamente el producto. Negar su uso es negar una de las herramientas fundamentales para el control de la garrapata, es necesario volver a darle un uso racional”; indicó Simone.