Y voy haciendo el camino de siempre…

Cada tanto hay que desacelerar la marcha y mirar por el espejo retrovisor la ruta transitada. Con sus curvas peligrosas y baches. Con sus subidas y bajadas. En los últimos años Jorge Nasser quitó el pie del acelerador para mirar hacia atrás y contemplar los cientos de kilómetros recorridos “haciendo el camino de siempre”. Algo de esa contemplación del pasado tuvo su CD + DVD “3.0” y la película (de corte documental) que protagonizó y fue estrenada a fines de marzo.

 

Esa idea metafórica del “camino de la vida” tuvo su correlato literal una vez que Jorge Nasser despegó del aeropuerto de Carrasco y aterrizó en Miami. Ya en suelo estadounidense el viaje fue vía terrestre para descubrir los pueblos donde se generaron aquellos géneros musicales que lo formaron y lo volvieron ídolo del rock uruguayo: “en tierras americanas recorrí la carretera del rock atravesando sitios icónicos de la cultura americana que influenciaron mi música. El destino final fue Nashville (cuna del country) pero antes pasé por otras ciudades como Georgia, donde se concentra el mundo del blues.”

Al sumar cientos de kilómetros en su coche en compañía de su guitarra, Nasser reconoce que esa experiencia registrada en la película “El camino de siempre” fue “un revulsivo. Me sacó del ropero, musicalmente hablando. Fue como un disparo de adrenalina. Pude encontrarme con gente e historias que en algunos casos conocía y en otros no tenía ni la más remota idea”, añade sobre los contenidos de este documental que fuera estrenado en las salas uruguayas a fines de de marzo.

“Yo no tuve nada que ver con su realización. No estuve detrás de cámaras así que no soy responsable de su mensaje. En este documental me limité a hacer de mi mismo. Yo soy simplemente el protagonista; el responsable artístico es el director que es un gran amigo”, explica.

La producción cinematográfica -que sigue las coordenadas del country, el blues, el rockabilly y el rock- se completa con la palabras de colegas como Jaime Roos (productor de su primer disco editado a mediados de los ‘80) y Ruben Rada y comunicadores como Daniel Figares y el maragato Omar Gutiérrez, que fueron los primeros en difundir en radio y televisión sus canciones.

EN EL MACCIÓ

Es -precisamente- en este tiempo donde Nasser mira por el espejo retrovisor y contempla la ruta transitada, que vuelve a girar por el interior del país con un cancionero acumulado en poco más de treinta años de ediciones discográficas y conciertos. Su reencuentro con el público maragato será el 15 de julio en el Teatro Macció. El show se dará en un año muy intenso en lo musical para la sala maragata que verá pasar -en los próximos cinco meses- a artistas de rock, pop, blues, folclore y música tropical.

Nasser viene en ese plan de contemplación del pasado desde 2015 cuando editó su CD + DVD “3.0”: este material es el registro en vivo de un concierto realizado ese mismo año en el Solís donde revivió los clásicos acumulados en los últimos 30 años de música. Una obra donde el Nasser rockero y blusero -de su vida junto a la banda “Níquel”- se abraza -orgullosa y amigablemente- con su presente de solista milonguero y folclórico. Dos caras de una misma moneda que brillará a mitad de año en la ciudad.