Ya van seis: TCR volvió a observar contrato directo del Mides con “Eusebio Vidal”

La contratación en forma directa de la Asociación civil “Eusebio Vidal” para la gestión del refugio viene siendo observada desde 2016 por el Tribunal de Cuentas de la República (TCR). El último llamado a organizaciones interesadas en administrar el servicio se realizó en marzo de este año por el mecanismo de compra por excepción, luego de que una licitación previa resultara desierta.

El Mides recurrió a la contratación directa para poder mantener el servicio, ya que la convocatoria se declaró desierta. El TCR volvió a observar el mecanismo, tras analizar el convenio firmado en junio con “Eusebio Vidal”. La última resolución emitida en agosto mantiene los fundamentos de las anteriores. El contrato marca un plazo de ocho meses contados desde el 26 de junio “o hasta que culmine el llamado a licitación pública en curso o la compra directa por excepción en su caso”, señala. En esta ocasión, el Mides comprometió el pago de $ 5.525.500 en dos partidas: $ 4.420.400 dentro de los 30 días siguientes a la suscripción y $ 1.105.100 a los seis meses de iniciada la gestión. Al igual que en los dictámenes anteriores, el TCR remarca que por “el monto de la contratación debió realizarse el procedimiento de licitación abreviada, no habiéndose justificado por la administración, ninguna de las causales de excepción previstas en el artículo 33 del Tocaf que habiliten la presente contratación directa”.

También agrega que la resolución del Mides no establece el plazo específico de la contratación, “requisito indispensable para la validez de la contratación, así como para determinar el ordenador competente para autorizar el gasto”. Tampoco consta que el gasto generado por el contrato anterior se haya reiterado, agrega el informe.

Desde 2016, van seis observaciones a los procesos de contratación asociados al refugio (febrero 2016, enero, mayo, setiembre y diciembre de 2017 y agosto de 2018).

El Mides explicó las reiteradas contrataciones en forma directa en que es la única forma de mantener el servicio. De cualquier forma, está previsto que el refugio regional para personas en situación de calle sea trasladado a Santiago Vázquez en los primeros meses de 2019.