Diversas instituciones locales contarán con intérpretes en lengua de señas

Una treintena de personas se formarán en lenguaje de señas, en base al curso que se dictará los próximos tres años en la Biblioteca Departamental. El mismo llega por intermedio de la ISJ y será dictado por el CINDE. En una primera instancia se formarán trabajadores de distintas instituciones locales. La ISJ tendrá intérpretes en Políticas Sociales, Tránsito y municipios.

Desde la semana posterior a Turismo se comenzará a dictar en la Biblioteca del Gobierno Departamental sobre calle Treinta y Tres, el curso de lengua de señas para unas 30 personas. El mismo será dictado el Centro de Investigación y Desarrollo para la Persona Sorda (CINDE) y llega a San José mediante la gestión realizada por la ISJ.

El curso tendrá tres años de duración y se dictará los días martes y jueves de 18:30 a 21:15 horas. En lo que refiere a las personas que formarán parte de esta experiencia, la directora de Políticas Sociales de la comuna, Carolina Hornes indicó ayer en conferencia de prensa que se buscó en esta etapa formar a funcionarios pertenecientes a las instituciones que forman parte de la Mesa Interinstitucional. No obstante, se informó que el curso cuenta con una lista de espera de alrededor de 20 personas. En base a esto, indicaron que una vez finalizado el primer año lectivo, en caso de mantenerse elevada la demanda se evaluará si abrir el llamado para una nueva generación.

AMIGOS DE LA COMUNIDAD SORDA

Igualmente se buscó, además de formar a quienes se desempeñan en las distintas instituciones, a brindar lugares a la Comisión Departamental de Discapacidad y la Asociación de Personas Sordas. En este último punto, Hornes señaló que dicha organización cuenta con allegados no sordas, “amigos de la comunidad sorda” que serán quienes accedan a este curso. Agregó que en este punto se decidió “que realmente era muy importante traer este curso a San José, porque la comunidad sorda hace tiempo que lo está solicitando, es una manera de acceder a sus derechos y poder ser interpretados”. Entre las reparticiones de la ISJ que destinaron funcionarios para instruirse en lengua de señas, están los cuatro municipios, y las direcciones de Tránsito por un lado y Políticas Sociales por otro.

Al finalizar los tres años de curso, los alumnos obtienen el diploma de idóneos en lengua de señas, el cual les permite opciones laborales como la tutoría de jóvenes estudiantes de Educación Secundaria.